Jeff Ellwood sobre su improbable carrera en la música, practicando formas de acordes de novena y más » Best. Saxofón. Sitio web. Alguna vez.

Jeff Ellwood sobre su improbable carrera en la musica practicando Introducción

En el NAMM Show de 2019, pude reunirme con Jeff Ellwood, un saxofonista y profesor que vive en el sur de California. He estado siguiendo el juego de Jeff durante bastante tiempo y también practico sus materiales educativos, que son muy buenos para los jugadores de todos los niveles. Para aquellos de ustedes que ya no saben mucho sobre Jeff Ellwood, aquí hay algunos detalles clave para tener en cuenta:

  • Recibió su Licenciatura en Música de The Berklee College of Music y su Maestría de Cal State Fullerton.
  • Estudió saxofón e improvisación con James Moody, Rick Margitza, Ralph Bowen, John Ellis, Billy Pierce, George Garzone, Eric Marienthal y Gary Foster.
  • Jeff ha actuado o grabado con Tony Bennett, Jerry Bergonzi, Rick Margitza, Terell Stafford, James Moody, Randy Brecker, Christina McBride, Stevie Wonder, Bob Mintzer, Eddie Daniels, Arturo Sandoval, Dave Grusin y Quincy Jones, por nombrar algunos. .
  • En 2013, Jeff trabajó con el saxofonista Jerry Bergonzi para producir una compilación de todas las composiciones de Jerry. Además, Jeff es coautor del libro, Improvisación básica de jazz para todos los músicos
  • Actualmente, Jeff es el Director de Estudios de Jazz instrumental en Mt. San Antonio College y profesor de ajuste de saxofón de jazz en Cal State Fullerton.

Entrevista

ZS: ¿Cuál fue tu experiencia tocando música y por qué elegiste el saxofón?

JE: Bueno, nadie en mi familia tocaba música, pero tuve asma cuando era niño y mi médico me recomendó que un instrumento musical podría ser una buena idea para ayudarme con mis pulmones. Empecé a tocar un instrumento musical en el 5el grado y elegí el saxofón porque me di cuenta a una edad temprana que a las niñas les gustaba el saxofón. Empecé con el saxofón alto cuando estaba en la escuela secundaria y toqué en algunas bandas de rock, pero nunca tomé lecciones de saxofón.

Al final de la escuela secundaria, sabía que la música era algo que me interesaba hacer y tuve la suerte de que mi papá me compró un Selmer Serie II alto en laca negra para reemplazar mi trompeta actual. Después de la escuela secundaria, fui a un colegio comunitario durante algunos años y estaba aprendiendo mucho material que debería haber aprendido en la escuela secundaria, pero desafortunadamente no lo hice. Estaba tratando de aprender este material, pero las cosas no tenían sentido para mí. Antes de las vacaciones de verano, noté que mi escuela secundaria tenía un tenor que pedí prestado durante las vacaciones y fue entonces cuando las cosas comenzaron a tener sentido.

De alguna manera, me arrepiento de no haber tenido lecciones en la escuela secundaria, pero de alguna manera no me arrepiento porque me obligó a resolver las cosas y explorar el juego de manera diferente.

Tienes que entender que cuando salí de la escuela secundaria, era horrible. No sabía mis escalas mayores o cómo leer música. Mi primera semana en la universidad comunitaria me hicieron tocar el alto principal porque tenía un buen sonido pero no podía leer. Recuerdo que la primera melodía que tuvimos que tocar fue un arreglo de Mark Taylor de «All The Things You Are» y tuvimos que tocar eso en los 2Dakota del Norte semana de clases que no tenía idea de lo que significaban los símbolos en la página. Fue un proceso largo para mí aprender escalas, acordes, cómo leer, etc. y toqué muchas notas incorrectas durante ese tiempo.

Supe después de la secundaria que quería dedicarme a la música y asistir a Berklee College of Music porque sabía que era un lugar que tenía muchos grandes músicos; lo que me motivaría a quedarme en la sala de práctica y resolver las cosas. Aunque quería ir a Berklee justo después de la secundaria, sabía que no estaba lista, así que mi única opción era asistir a la universidad comunitaria local.

Cuando decidí ir a la universidad comunitaria, contrataron a un nuevo instructor que era un saxofonista llamado Charlie Richard y me tomó como estudiante y ahora es el Director de Estudios de Jazz en Riverside City College. Charlie estudió con Harvey Pittel y me hizo tocar Ferling Etudes y estudiar muchos de esos conceptos que aprendió de Harvey Pittel. No siento que sería la mitad del músico que soy hoy si no fuera por esos 2 años en la universidad comunitaria porque Berklee no me habría nutrido de la misma manera que lo haría una universidad comunitaria.

Después de la universidad comunitaria, solicité ingreso a Berklee, pero lo que más me interesó en asistir a Berklee desde el principio fue que tenían estos campamentos de música de verano en Los Ángeles. Fui a uno de estos campamentos en mi primer año de secundaria, que duró una semana y esto fue la primera vez que conocí a Billy Pierce. Por alguna razón, me ubicaron en la clase de saxofón de nivel superior (que no sé por qué), y claramente era la persona más débil allí.

Seguía preguntando a los jugadores de mi clase «Oh, suenas genial, ¿cómo haces eso?» y no estaban dispuestos a ayudarme, lo cual fue frustrante. Al año siguiente, cambié a tenor y regresé al campamento. Cuando vi a Billy Pierce, me preguntó “¿qué pasó?”; Similar a la historia de Charlie Parker cuando le arrojaron un címbalo a la cabeza, después de mi primer año de asistencia al campamento, comencé a trabajar muy duro para ser lo mejor posible.

En el campamento de verano de Berklee repartieron dinero para becas. De ninguna manera fui alguien bueno en el campamento, pero Berklee terminó ofreciéndome dinero para una beca y hasta el día de hoy creo que fue porque Billy Pierce habló con los jueces sobre lo lejos que había llegado el año pasado.

En Berklee, estudié con Billy durante mis primeros 2 años. Me reuní con algunos otros maestros, Jim Odgren y Dino Govoni. Después de Jim, pasé a estudiar con George Garzone durante el resto de mi tiempo en Berklee. Cuando estudié con Billy, estaba aprendiendo mucho del lenguaje bebop. Descubrí que Billy era un maestro muy lógico y recuerdo que tenía archivadores llenos de gráficos y materiales a lo largo de los años enseñando a los estudiantes. Esto fue de gran ayuda para mí porque siempre llego a las lecciones de Billy con preguntas y él me dio material en el que podía trabajar y me ayudó a resolverlo. Garzone tenía su propio sistema, pero no estaba tan organizado y estructurado de cierta manera, lo que también era bueno porque me permitía pensar en las ideas de una manera diferente. Después de Berklee, me quedé en Boston un año más y toqué con una banda de hip hop con un grupo de músicos de jazz llamada Red Time. Era una gran banda pero el líder de la banda decidió que quería llevar la banda a Nueva York; Simplemente no estaba interesado en mudarme y terminé mudándome de regreso a California.

Justo antes de Berklee, todavía estaba tratando de averiguar cómo escuché música y tropecé con un álbum de Rick Margitza, que fue cuando se encendió la luz y es cómo escuché y quería tocar música. Transcribí y escuché mucho de Rick Margitza y supe que quería estudiar con él. Conseguí su número de teléfono y llamé a Rick y le dije que necesito estudiar contigo. Para nuestras lecciones, ponía una cinta de casete y se la enviaba a Rick. Después, Rick lo escuchaba y luego hablaba del otro lado de la cinta de casete, escribía cosas para que yo las revisara y me devolvía la cinta. Esas fueron algunas de las lecciones más valiosas que tomé hasta la fecha.

Cuando regresé a California, realmente no tenía ningún deseo de conseguir un trabajo como docente en la universidad, pero estaba dando lecciones de saxofón mientras intentaba dar a conocer mi nombre. En mi colegio comunitario Riverside City College tenían un conjunto de jazz nocturno que estaba lleno de directores de bandas locales, semiprofesionales y profesionales. Ese conjunto lo dirigía mi antiguo maestro Charlie Richard y un día me llamó aparte y me preguntó si daría la clase de improvisación en la universidad, a lo que dije que sí. A partir de ahí, comencé a entrenar algunos combos y enseñar a algunos estudiantes. Después de algún tiempo, Charlie me recomendó que volviera a la universidad y obtuviera una maestría. Decidí asistir a Cal State Fullerton y obtuve mi Maestría en Interpretación. El camino de la enseñanza nunca estuvo en mi radar, pero como que caí en él.

ZS: ¿Quiénes dirías que son tus mayores influencias?

JE: Realmente mis tres principales influencias son Rick Margitza, Jerry Bergonzi y Seamus Blake. Trato de escuchar a otros jugadores, pero sigo gravitando hacia estos tres jugadores.

ZS: Como profesor y músico, ¿cuáles son sus pensamientos sobre cómo se enseña jazz en las escuelas de hoy en comparación con el pasado? ¿Cuáles son algunas similitudes y diferencias?

JE: Creo que por el mundo en el que vivimos, no creo que la honestidad sea algo que suceda mucho en la educación. No creo que muchos estudiantes salgan de la escuela tan calificados y preparados como deberían. Antes, cuando estaba estudiando, era mucho más en blanco y negro. Me decían todo el tiempo que lo que estaba haciendo no era lo suficientemente bueno y que no estaba trabajando lo suficientemente duro para lograrlo. Sabía que este consejo provenía de un lugar amoroso y mis maestros no estaban tratando de destruirme sino simplemente diciéndome lo que realmente se necesita para tocar bien la música. No veo a los estudiantes escuchando música de la misma manera que yo lo hacía en el pasado. Encuentro que los estudiantes no están escuchando, memorizando e interiorizando los solos de sus músicos favoritos. Incluso hoy tenemos acceso a tanto material en línea, pero algunos estudiantes son perezosos y quieren que les digan qué hacer en lugar de averiguar el material por sí mismos.

ZS: Con el jazz mezclándose más con otros géneros musicales, ¿qué oportunidades ves tanto para ti como para los jóvenes músicos que ingresan a la escena hoy?

JE: Veo jugadores más jóvenes haciéndose cargo de sus propias carreras. Al aprovechar la tecnología, veo a los jugadores crear su propio tipo de música y abrirse camino por sí mismos. No siempre soy fanático de parte de la música, pero entiendo que estos músicos están tratando de ganarse la vida. Ser educador me ha permitido jugar lo que quiero jugar. Solo quiero tocar música que me inspire y tocar con músicos que quieran hacer buena música.

ZS: ¿Crees que los jóvenes saxofonistas y los veteranos pueden arreglárselas simplemente tocando música, o ves la enseñanza como casi un requisito si quieres hacer de la música tu carrera de tiempo completo?

JE: Seamos realistas; Sería una tontería no enseñar a los jugadores que quieren aprender de usted. Creo que Chad Lefkowitz-Brown y Bob Reynolds son excelentes ejemplos en los que están labrando su propio camino relacionado con la enseñanza, con libros electrónicos y sitios web educativos. Yo mismo estoy trabajando en un libro de transcripciones de Seamus Blake con Remi Bolduc de la Universidad McGill que espero lanzar pronto y creo que muchos jugadores disfrutarán echándole un vistazo.

ZS: ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

JE: Espero entrar al estudio en febrero y hacer mi primer disco como líder.

ZS: ¿En qué estás trabajando hoy (ejercicio). ¿Materiales educativos que le gustaría compartir con los lectores?

JE: Últimamente he estado trabajando en sonidos de acordes. En particular he estado trabajando en 9el acordes y realmente descubrir todas las formas posibles de mezclar 5 notas y tocarlas en todas las extensiones superiores. Usando la dirección de voz puedes combinar estas melodías.

1660665975 578 Jeff Ellwood sobre su improbable carrera en la musica practicando
Tomado del ejercicio de formas de acordes de novena de Jeff

Haga clic aquí para descargar el ejercicio de formas de acordes de novena de Jeff en formato PDF.


ZS: ¿Cuál es su configuración actual hoy y cuáles son sus pensamientos sobre la importancia del equipo (Vintage VS Modern)?

Nunca he tocado ningún equipo antiguo ni he tenido el deseo de hacerlo. Parte de la razón es porque amo la tecnología, pero nunca quise estar en una situación en la que mi Mark VI se perdiera o fuera robado y nunca pudiera reemplazarlo. Si algo le sucediera a mi Yamaha, podría ir a una tienda o directamente a Yamaha y obtener una bocina nueva. Nunca he pasado mucho tiempo jugando Mark VI o SBA. De hecho, algo le sucedió a mi tenor moderno Selmer Serie II, así que estaba buscando un tenor de respaldo. En ese momento, las Yamaha Custom 82Z no eran tan caras, así que compré una Yamaha Custom 82Z lacada en negro. Después de tocar el Yamaha Custom 82Z y compararlo con mi Selmer Serie II, descubrí que el Yamaha es un mejor saxofón. Más tarde pude conectarme con Yamaha y he sido un artista de Yamaha durante bastante tiempo. Recientemente, compré el nuevo modelo Yamaha Custom 82zii Atelier y me encanta esta bocina.

JE:

Equipo

Saxofón: Yamaha Custom 82zii Atelier – Acabado en bronce.

Boquillas: Ted Klum – Florida Model 8 * (anteriormente interpretó un viejo Ted Klum Acoustimer)

Junco: Roberto’s 3.5 Duro

Cuello: Mástil BSS Heritage

Ligadura: Ligadura original de Silverstein

Correa: Correa Balam

Caso: Caso Embajador BSS

Enlaces

Sitio web de Jeff Ellwood: http://www.jeffellwood.net/

Libro: Desarrollo de líneas Bebop

Transcripción: Rick Margitza «Todas las cosas que eres»

Libro: Música de Dick Oatts

Deja un comentario