En vivo desde Greenwich Village, revisión del álbum de Nueva York @ All About Jazz

Reseña del álbum

Por


Inicie sesión para ver el recuento de lecturas

Buck Clayton Swing Band: en vivo desde Greenwich Village, Nueva York

Si desea un ejemplo actualizado de por qué la primera Edad de Oro de la música de big band en este país se conoció como la Era del Swing, simplemente inserte este maravilloso disco, grabado en un concierto en febrero de 1990, en su reproductor de CD. y sube el volumen. Esta es música del corazón, un recuerdo de aquellos días memorables en los que Lunceford, McShann, Basie, Goodman, Webb y Ellington ayudaron a redefinir los límites del jazz y las big bands bailaban como si no hubiera un mañana. Buck Clayton, de 78 años cuando se hizo esta grabación, 22 meses antes de su fallecimiento, conocía el swing de adentro hacia afuera: fue un solista de trompeta destacado con Basie y Goodman y tocó junto a muchos de los creadores de música más renombrados del Swing. Era, y son sus gráficos soleados y perceptivos los que impregnan y animan esta sesión constantemente gratificante. Buck, cuyos días de jugador, por desgracia, habían quedado atrás, escribió nueve de la docena de melodías en Vivir, coescribió los demás y los arregló todos. Casi no se necesita tiempo para empezar a tocar los dedos de los pies mientras la banda rompe inteligentemente desde la puerta en el tranquilo «Scorpio» que envuelve solos emprendedores de Finders, Wess, Vaché, Chirillo y Dodgion. Un estado de ánimo similar prevalece en «State Line» (con Katz, Temperley, Eckert y Seaton agregados a la mezcla en solitario) antes de que el tempo se ralentice y Stripling se haga cargo con algunas incursiones al estilo de Bix en el acertadamente llamado «Horn o’ Plenty». Luego regresa al swing más estilo Lunceford en “Rise and Shine” (con la sección rítmica de Chirillo, Katz, Seaton y Mackrel brindando un telón de fondo sólido, como lo hace en cada número). No hay decepción en el resto del camino, con todos de lleno en un ritmo fácil de rockear y los tenores Wess («The One for Me») y Lawrence («Sparky») ganando puntos de bonificación en sus números de presentación. Las baladas tampoco se pasan por alto, con «Song for Sarah» y «What a Beautiful Yesteryear» tan entrañables como parecen. Pero este concierto es, ante todo, sobre el swing, y pocos conjuntos en los últimos años lo han hecho con mayor calidez o perspicacia que la incontenible Swing Band de Buck Clayton.

Listado de canciones: Escorpio; balanceándose en la línea estatal; cuerno de la abundancia; Levántate y brilla; El único para mí; BC especial; Blues de ovejas negras; chispeante; Canción para Sara; Taxi Cadillac; Qué hermoso antaño; El grupo de Bowery (72:42).

Cómo calificamos: nuestros escritores tienden a revisar la música que les gusta dentro de sus géneros preferidos. Más información sobre nuestro sistema de clasificación por estrellas

«>

Deja un comentario